martes, 20 de mayo de 2014

?Qué haces leyendo esto?







Hoy, sin ti, siento como si hubiera decaído en un mar vacío y  temeroso, siento que las esperanzas ya no existen y que tú o yo, nunca hemos resistido; es fácil levantarse cada mañana, ir al baño a orinar, desayunar muy rápido por que se te ha hecho tarde, caminar por esas eternas calles que guardan miles de recuerdos, miles de pisadas, miles de memorias. Hoy te pregunto ¿Qué haces leyendo esto?, acaso ¿valen mas las palabras escritas por otra persona que las tuyas?, creo que el dilema del hombre no es amar lo olvidado ni odiar lo recordado, si no, aferrarse a el mismo, al tú, como al yo.


He dejado muchos caminos sin recorrer, muchos zapatos sin usar y miles de oportunidades enterradas, a veces quiero ser como tú, guerrera y triunfadora, pero luego me doy cuenta que ya lo soy, odio ser tú y en ocasiones odio ser yo ¿pero sabes? Odiar es como la nube más grande del mundo, inalcanzable pero existente, o bueno para mí lo es. Somos luchadores del mañana, somos esos peces que aprendieron a nadar en los momentos de profundidad.